Incendios terminan con casas, tierras y el presupuesto de California

Un equipo de bomberos en el condado de San Luis Obispo se mantiene alerta ante el avance de un incendio forestal el 31 de julio de 2018.

Apenas un mes del año presupuestario, el estado ya gastó más de una cuarta parte de su presupuesto anual de incendios, al menos 125 millones de dólarers, dijo el miércoles Mike Mohler, vocero del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California.

Después de años de sequía y un verano de calor récord, inmensas extensiones de bosques, chaparrales y pastizales se han convertido en yesca que permite que incluso una pequeña chispa explote en una llama devoradora, dijeron las autoridades.

“Estamos sorprendidos. Cada año le está enseñando a las autoridades de bomberos nuevas lecciones”, dijo el gobernador Jerry Brown en una conferencia de prensa. “Estamos en territorio desconocido”, dijo el gobernador Jerry Brown en una conferencia de prensa.

Más de 13.000 bomberos luchan contra incendios con la ayuda de equipos desde lugares tan lejanos como Florida, pero Brown repitió las predicciones de los bomberos de que California puede esperar un futuro de incendios devastadores, en parte debido al clima cambiante.

“La gente está haciendo todo lo que puede, pero la naturaleza es muy poderosa y no estamos del lado de la naturaleza”, dijo Brown.

El incendio más grande arde en el área de Redding, en el condado de Shasta al norte de Sacramento. Seis personas, incluidos dos bomberos, murieron y el incendio destruyó 1.058 viviendas y casi otras 500 estructuras, incluidos graneros y depósitos, convirtiéndolo en el sexto incendio forestal más destructivo en la historia de California, dijeron funcionarios de bomberos estatales.

Decenas de miles de personas siguen bajo órdenes de evacuación.

Sin embargo, las autoridades que temían que pudiera haber más víctimas informaron el miércoles que se había localizado a todos los que habían sido reportados como desaparecidos.

El incendio, que es casi el doble del tamaño de Sacramento, estaba contenido solo en un 35 por ciento después de más de una semana.

“Las condiciones inestables, los vientos cambiantes, el terreno escarpado y los combustibles secos continúan desafiando a los bomberos”, advirtió una actualización estatal de incendios el miércoles por la noche, señalando que se esperaban ráfagas de 56 kilómetros por hora (35 millas por hora) en las colinas, lo que podrían avivar las llamas.

EDICIÓN Nº 1057