Ministro Walker destaca importancia del cooperativismo en reunión del CAS: «Debemos asociarnos para que el Cono Sur sea el principal proveedor de alimentos del hemisferio norte»

En mayo de 2019 Chile será el anfitrión de una nueva versión de la reunión ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur.

«Transformarnos como Cono Sur en el principal proveedor de alimentos del hemisferio norte». Esta fue una de las principales conclusiones que se generaron tras la XXXVI Reunión Ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur (CAS), de la que participó el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, y la que también integraron el Secretario de Agroindustria de Argentina, Luis Miguel Etchevehere, el Ministro de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil, Blairo Maggi, el Ministro de Agricultura y Ganadería de Paraguay, Denis Lichi y el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Enzo Benech.

Durante la jornada las autoridades abordaron diferentes temáticas para el desarrollo agropecuario de la región, y en particular, dada la realidad de los pequeños productores de la región y de la potencialidad que implica el asociarse para crecer, los ministros del CAS definieron que era necesario crear un Grupo Ad Hoc sobre asociativismo.

«Es fundamental que empecemos a actuar como bloque. Tenemos muchos desafíos en común y trabajando juntos será mucho más fácil solucionarlos, sobre todo si existe un espíritu de cooperación. Acá hemos visto hechos concretos, se van agregando temas que para todos los países son importantes, por ejemplo, esta vez se agregó el tema de la asociatividad. Nosotros estamos trabajado muy fuerte en este tema, por eso primero hay que ver cómo asociar al productor pequeño y mediano en cada uno de nuestros países y luego abordar un desafío aún más grande que es ver cómo asociarnos entre los países para poder proveer al hemisferio norte donde está el 80% de la población», afirmó el Ministro Walker.

La agenda del segundo día de trabajo también estuvo marcada por el intercambio que se realizó con el sector privado, particularmente con el trabajo realizado con la Federación de Asociaciones Rurales del MERCOSUR (FARM), quienes compartieron la visión del organismo en diversos temas de interés agropecuario para la región. Además de eso se presentó la Organización de Productores Familiares del Mercosur Ampliado (COPROFAM) que expuso su postura respecto a la participación de las organizaciones de la agricultura familiar en las negociaciones comerciales. En este punto plantearon la necesidad de implementar medidas para que los productores familiares puedan aplicar estándares que no afecten la competitividad con los grandes productores.

Finalmente, la Reunión Especializada sobre Agricultura Familiar del MERCOSUR (REAF) compartió con las autoridades los avances realizados y los temas a tratarse en la próxima reunión de REAF centrados principalmente en el tema de la inocuidad.

«Tenemos un enorme desafío, que es transformarnos como cono sur en el principal proveedor de alimentos del hemisferio norte. Al año 2050 se proyecta que habrá cerca de 10 mil millones de habitantes en el mundo, por lo tanto, debemos trabajar con mucha fuerza para mejorar nuestra trazabilidad, inocuidad y seguridad y así aprovechar de la mejor forma esta gran oportunidad que ya nos está presentando el comercio agrícola internacional», agregó Walker.

Tal como lo manifestó el secretario de Estado, la idea de este bloque continúe trabajando y por eso anunció que en mayo próximo Chile será el anfitrión de una nueva versión de la reunión ordinaria del Consejo Agropecuario del Sur. «La próxima reunión será en Chile, en mayo, vamos a tener una reunión en noviembre, donde vamos a ponernos de acuerdo en temas muy puntuales, y vamos a volver a retomar estas reuniones de dos días con todos los tratados y temas en mayo en nuestro país», señaló el secretario de Estado.

Temas tratados por el Consejo

Respecto de los temas que se abordaron durante la primera jornada de trabajo, el consejo de ministros acordó, en el tema de resistencia antimicrobiana, que resulta de gran relevancia desarrollar enfoques interdisciplinarios e intersectoriales para controlar la resistencia antimicrobiana en la región. Esto a través de la cooperación público-privada y la relación entre los institutos de investigación agropecuaria de la región.

Sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, acordaron que los países de la región procurarán promover la conservación y el uso sostenible de estos. Respecto de la edición genética, se acordó intercambiar información sobre el desarrollo de productos y los marcos regulatorios existentes para la armonización normativa regional e internacional. En el caso del límite máximo de residuos, se comprometieron a adoptar límites máximos de residuos en base a la normativa internacional de referencia, en particular, el Codex Alimentarius.

Y finalmente, respecto del acceso a terceros mercados de productos OGM y sus derivados, las autoridades determinaron que es de suma importancia para la región el fortalecer los trabajos para prevenir o resolver los problemas comerciales resultantes de los diferentes marcos regulatorios o de las asincronías en las aprobaciones de los OGMS. Esto significa que se intercambiará información actualizada sobre los marcos normativos, se mantendrá actualizado el listado de eventos GMs aprobados en cada país miembro del CAS y se intercambiará información sobre los procesos de aprobación de estos. Todo esto seguido de la búsqueda de consenso en las posiciones entre los países miembros del CAS en las negociaciones entre países.

Para más antecedentes: http://consejocas.org/xxxvi-reunion-ordinaria-del-cas/

EDICIÓN Nº 1105