Consulta Indígena comenzará en doce localidades con taller en La Unión.

El proceso es liderado por la Seremía de Desarrollo Social y Familia. En Los Ríos, se realizará en doce localidades.

A 26 años de la promulgación de la Ley Indígena (19.253), el Gobierno busca actualizar y mejorar esta normativa a través de medidas que serán consultadas a los pueblos indígenas, de acuerdo a lo establecido por el Convenio 169 de la OIT, vigente desde 2009. Ello, mediante un procedimiento que está regulado por el decreto 66 del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, institución a cargo del proceso.

La consulta se realizará a partir de hoy en 131 localidades del país, donde se convocará a los nuevos pueblos indígenas reconocidos por la Ley. En Los Ríos, serán doce las localidades: La Unión, Río Bueno, Paillaco, Lago Ranco, Mariquina, Liquiñe-Coñaripe-Neltume, Panguipulli, Valdivia-Corral-Valdivia costa, Los Lagos, Máfil, Lanco y Futrono.

La convocatoria comenzó el 2 de mayo, mediante el envío de cartas certificadas a todas las comunidades y asociaciones indígenas de Los Ríos registradas en la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) y difusión en medios de comunicación. Además, a través de las municipalidades y en encuentros y reuniones con representantes de comunidades, en las cuales ha participado el seremi de Desarrollo Social y Familia, Carlos Rolack, quien lidera el proceso en Los Ríos.

El seremi indicó que la Ley Indígena ha permitido avances en materia de temas indígenas; sin embargo –dijo- el «sentir de las propias comunidades es que existen falencias y así lo han manifestado en las reuniones que hemos sostenido con ellas. Ese sentir es recogido por el Presidente Sebastián Piñera y plasmado en las propuestas que serán consultadas».

Explicó que un tema transversal son algunas dificultades en materia de tierras, principalmente porque hoy los miembros de las comunidades no tienen la libertad de administrar sus tierras como sí la tienen personas que no pertenecen al pueblo indígena.

En esa línea, señaló que «las comunidades, por ejemplo, que son titulares de tierras indígenas no pueden dividir total o parcialmente su título común, lo que les imposibilita generar títulos individuales de dominio para sus integrantes y, con ello, heredar tierras a sus familias».

Esa materia –precisó- será uno de los temas consultados. Asimismo, «se propondrá igualar la posibilidad de que las tierras comunitarias puedan celebrar contratos de arriendo o mediería así como hoy lo pueden hacer las tierras individuales indígenas, además de extender el plazo de dichos contratos», explicó.

Lo anterior, aclaró el seremi, mediante un proceso que asegure la transparencia e igualdad de condiciones y en el cual la Conadi podrá asesorar al contratante indígena en la revisión y suscripción de esos contratos. Otra propuesta a consultar será el fortalecimiento de las asociaciones indígenas mediante su incorporación como beneficiarias del Fondo de Desarrollo de la Conadi.

La primera etapa de la Consulta Indígena se extenderá en la región entre el 22 de mayo y el 14 de junio. En este período se realizará la planificación, en talleres en cada una de las doce localidades donde se acordará la metodología, cómo se realizarán las reuniones siguientes y quiénes serán los representantes. Además, se entregará información preliminar de las propuestas que serán consultadas.

El seremi precisó que serán cinco etapas y cada una no se extenderá por más de 25 días. Luego, se desarrollarán las fases de información, deliberación interna donde los participantes tendrán que revisar y reflexionar acerca de las medidas propuestas, diálogo para llegar a acuerdos y, finalmente, la sistematización de cada etapa y de los acuerdos logrados.

«Será un proceso largo, que durará hasta diciembre, y el objetivo es llegar a acuerdos respecto de las medidas y para ello como Gobierno haremos los máximos esfuerzos, porque creemos que la legislación debe ser actualizada, recordemos que esta ley data de 1993», explicó.