Ministro en visita Álvaro Mesa toma declaración a testigos en causas por violaciones a los DDHH

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de las jurisdicciones Temuco, Valdivia, Puerto Montt y Coyhaique, Álvaro Mesa Latorre, se constituyó hoy –miércoles 28 de agosto– en el tribunal de alzada valdiviano para tomar declaraciones a testigos en cinco causas que sustancia por delitos de secuestro, aplicación de tormentos, homicidio y sustracción de menor. Ilícitos perpetrados en Valdivia, Paillaco y Bahía Mansa, entre septiembre de 1973 y enero de 1980.

“Estamos tomado diligencias en varias causas, principalmente en toma de declaraciones a diversos testigo y también a denunciantes y a presuntas víctimas. Estas causas están en plena etapa investigativa, por lo que no hay un resultado procesal aún” puntualizó el ministro Mesa.

Durante la jornada de hoy se realizaron diligencias en la causa (rol 1-2019) de Domingo Héctor Lizama Alvarado, por secuestro simple y aplicación de tormentos. La víctima fue detenida el 9 de octubre de 1973, en Collico, de la comuna de Valdivia y trasladado al retén de carabineros del sector, lugar en que fue interrogado  y sometido a apremios físicos.

Posteriormente fue llevado al Regimiento Cazadores de la ciudad  y a la Cárcel de Isla Teja. Desde este último lugar fue sacado en reiteradas oportunidades para ser  interrogado  por personal militar. Finalmente fue condenado por consejo de guerra a la pena de extrañamiento

También se entrevistó a testigos de la época en la causa (rol 2- 2015) por el secuestro calificado de Pedro Catalán Ojeda en enero de 1980. La víctima se encontraba junto a amigos en el  balneario de Niebla, lugar en el que habría sido detenido -junto a otro joven- y presumiblemente ambos llevados al retén de la localidad. Su amigo recuperó la libertad, dado que consta en la firma del libro de guardia, sin embargo, de la víctima no hay registros de su ingreso y posterior egreso, encontrándose desde esa fecha desaparecido.                 

En la causa (rol 3-2011) por los homicidios de  Cosme Chávez Oyarzún, Víctor Gatica Coronad y Víctor Romero Corrales ocurrido en noviembre de 1973, también se tomó declaración a testigos. Los antecedentes que obran en la carpeta investigativa, señalan que  las víctimas fueron ejecutadas el 08 de noviembre de 1973, tras un  Consejo de Guerra, luego de haber sido inculpados de participar  en el asalto a la tenencia Gil de Castro, ubicada en el sector Corvi de Valdivia, sin que a la fecha se sepa las identidades de las personas que ocasionaron la muerte de las víctimas”.

En otras de las causas (rol 14-2013) que investiga el ministro Mesa por sustracción de menor y homicidio calificado también se realizaron de diligencias. Con fecha 5 de octubre de 1973, la víctima de 17 años, salió de su domicilio en la ciudad de Osorno con destino a Bahía Mansa, a llevarle alimentos a su hermanastro Edgar Eugenio Cárdenas Gómez, militante socialista y muy buscado en la zona con posterioridad al 11 de septiembre de 1973. Testigos presenciales relataron a la familia que el joven fue obligado a descender del microbús en que viajaba por carabineros que lo detuvieron y llevaron con rumbo desconocido. Hasta la fecha se ignora la suerte corrida por el afectado.

El mismo día, el hermanastro de la víctima, Edgar Cárdenas Gómez fue ejecutado por Carabineros junto a Jorge Aguilar Cubillos, funcionario de la Corporación de Reforma Agraria (CORA), militante radical y María Ester Bustamante Llancamil militante socialista. Los tres habían ido a refugiarse a una choza de pescadores cuando carabineros de la 3a. Comisaría de Rahue y del Retén de Bahía Mansa irrumpieron en el lugar dándoles muerte de inmediato.

Finalmente, el ministro en visita tomó declaración a testigos de la causa (rol 4926) que investiga la aplicación de tormentos a Hernan Sánchez Huenchuman, en septiembre de 1973. La víctima fue detenida en la comuna de Paillaco por personal de Carabineros, conducido a la unidad de Carabineros de Paillaco y dejado en los calabozos por 20 días aproximadamente, en dicho lugar fue interrogado y golpeado. La víctima posteriormente fue exonerada política en Pitrufquen.