Los niños cuando juegan son más felices

María Francisca Villegas, Psicóloga de Fundación Integra Los Ríos.

La profesional habla sobre las ventajas del juego y hace un llamado a incentivarlo desde temprana edad.

¡Jugar y entretenerse!, son los dos únicos requisitos que deben cumplir los niños y niñas que asisten a los jardines de verano de Fundación Integra en la región de Los Ríos, programa que busca brindar atención con una propuesta centrada en el juego y la recreación, siendo una excelente alternativa para aquellos padres que por motivos laborales ven reducidas sus posibilidades de disfrutar las vacaciones en familia y con ello, que sus hijos vivan a plenitud una etapa primordial a esta edad, que es entretenerse y jugar.

Tal es el caso de la sra. Jeanette Cañulef, mamá del pequeño Dante de 3 años, quien asiste al nivel heterogéneo del jardín Sueños de Colores de Valdivia. Si bien reconoce que le gustaría pasar más tiempo con su hijo en verano, está “feliz y agradecida” con el programa, ya que asegura que su hijo “la está pasando muy bien y disfrutando sus vacaciones”. “Llega cantando a la casa, contando de los nuevos amigos que hizo en el jardín y también muy cansado, después de un intenso día de juegos y de diversión”, señala.

Y es que “el juego es esencial para el desarrollo de los niños; es una necesidad propia de su corporalidad, de su mente y su emocionalidad, ya que les permite explorar el medio externo e interno de forma libre y placentera”. Al menos así lo explica la psicóloga María Francisca Villegas, Profesional de Inclusión de Fundación Integra Los Ríos, para quien el juego también “cumple una función sensorial en los primeros años de vida, ya que es la forma de conectarse con otros y paulatinamente les entrega la capacidad de comprender que les sucede a nivel emocional, a nivel del lenguaje y a nivel cognitivo”, indica.

Según Villegas, “los niños cuando juegan son más felices, pues por medio del juego logran una mayor secreción de las “hormonas de la felicidad”: la endorfina, la dopamina, la oxitocina y la serotonina, lo que impacta directamente en cómo se va construyendo la autoestima y el auto-concepto”, asegura, resaltando la importancia de “incentivarlo desde temprana edad”.

Juegos de agua, circuitos entretenidos, pinta caritas, baile entretenido, fiestas de disfraces, juegos inflables, camas saltarinas y visitas a granjas educativas para interactuar con la naturaleza y los animales, son algunas de las actividades desarrolladas por los equipos educativos del programa “Vacaciones en Mi Jardín” de Integra durante el verano.