HOSPITAL BASE VALDIVIA IMPLEMENTA MEDIDAS DE CONTROL DE ENTORNO PARA EVITAR CONTACTO SOCIAL

Demarcación de distancia y restricción de sillas son parte de la estrategia VALDIVIA.

Identificar áreas vulnerables, disminuir la exposición al contacto entre los diversos usuarios y asegurar la adecuada protección del funcionario es parte del trabajo colaborativo que está llevando a cabo la Unidad de Prevención de Riesgos y Gestión Ambiental y el Comité Paritario de Higiene y Seguridad (COPARHS) de Hospital Base Valdivia.

Entre las medidas adoptadas destaca la “demarcación de distancias de seguridad en ventanillas administrativas de asignación de horas y atención de pacientes con cinta amarilla y negra e inutilización de sillas en salas de espera con cinta roja de advertencia de peligro,” explicó el prevencionista de riesgo Rolando Alacid. De acuerdo al profesional el uso de recursos visuales refuerza el concepto de alerta, llamando a usuarios y funcionarios a mantener distancias que minimicen el contacto entre uno y otro mediante la utilización de elementos de marcación y separación de al menos un metro.

A su vez la enfermera y Presidenta del COPARHS, Carol Ibaceta, destacó la instalación de dispensadores de alcohol gel en las zonas de reloj control además de dosificadores de jabón en baños de vestuario, casino y sector rayos, lo cual va en línea con las medidas de higiene ampliamente difundidas tendientes a prevenir el contagio por COVID-19.

Asimismo, destacó el rol que asiste al Comité Paritario de Higiene y Seguridad en la “fiscalización e inspección del cumplimiento de las medidas de protección que garanticen condiciones seguras de trabajo y protejan la salud de nuestros funcionarios.” “Como COPARHS adherimos a las medidas de prevención de riesgos que está llevando adelante la dirección de Hospital Base Valdivia y, a la vez, nos hacemos cargo de las demandas e inquietudes del personal que está haciendo frente a esta pandemia, por lo que es fundamental consolidar vínculos de colaboración para hacer frente a este desafío sanitario,” finalizó Ibaceta.