MOP destaca postergación de cobro de electricidad en hora punta, que beneficiará a 95 familias que se abastecen de agua potable rural

Medida adoptada por el Ministerio de Energía, en el marco de emergencia por el coronavirus, permitirá que pago por costo extra de consumo entre las 18 y 22 horas, se retrase durante los meses de abril y mayo.    

Un total de 95 mil personas de distintas localidades rurales que pertenecen a la red de agua potable rural de Los Ríos, que actualmente cuenta con 130 sistemas APR operativos; se verán beneficiados con el aplazamiento del cobro de electricidad en horario punta, que permite el funcionamiento de los APR en todo el país, los cuales son construidos por el Ministerio de Obras Públicas.

La medida adoptada por el Ministerio de Energía, en el marco de las políticas del Gobierno por la emergencia generada por el coronavirus, retrasará durante los meses de abril y mayo el cobro de electricidad en horarios punta, que en el caso de los servicios de agua potable rural rige entre las 18 y 22 horas, periodo en el cual los operadores de APR evitan la utilización de los sistemas, para lo cual llenan con anterioridad estanques y bombas; a fin de evitar el mayor costo de uso en horario punta.  

«Se trata de una excelente medida del Gobierno del Presidente Piñera, que aliviará el bolsillo de las familias del mundo rural, que reciben el vital elemento por medio de la red de APR. Esto, porque la operación de los servicios en horario punta genera un mayor costo que es asumido por los beneficiarios. Sin embargo, con esta medida la operación de los APR entre las 18 y 22 horas, que es un horario de mayor consumo, no traerá consigo el aumento de costo en las boletas mensuales de cada familia, por uso del sistema en hora punta», dijo la seremi de Obras Públicas de Los Ríos, Sandra Ili.

A su turno, la directora de Obras Hidráulicas del MOP, Carolina Zúñiga destacó que, «se aplaza la tradicional tarifa de invierno que conocen todos los beneficiarios del agua potable rural, respecto al sobreconsumo que generalmente se produce entre las 6 de la tarde y las 11 de la noche. Esto obligaba a los operadores de APR a adoptar medidas para evitar los horarios punta. La idea es que durante este invierno, y con todo lo que está sucediendo con el coronavirus, se ayude a la familias de las zonas rurales».    

Cabe destacar, que actualmente el costo promedio mensual de los servicios de agua potable rural es de aproximadamente 700 mil pesos, el cual no debiera incrementarse con esta medida durante los meses de abril y mayo. Esto, teniendo en cuenta que la emergencia sanitaria por el coronavirus ha incrementado el consumo de agua potable.