Post Covid-19: en seminario del Banco Mundial aseguran que los bosques de Chile serán claves en la reactivación económica

En un estudio realizado por el Banco Mundial detectaron que las políticas forestales chilenas han permitido aumentar la superficie forestada en un 10% en 25 años, posicionando al país como un ejemplo mundial de forestación sustentable, lo que permitirá una reactivación económica después de la pandemia y enfrentar los desafíos generados por el cambio climático.

VER documento Los Bosques de Chile

En una presentación junto con la Corporación Nacional Forestal (Conaf) y el Ministerio de Agricultura, se lanzó el libro «Los bosques de Chile: un pilar para el desarrollo inclusivo y sostenible», que destaca el rol del sector forestal para la actividad económica del país. En la instancia participó el ministro de Agricultura, Antonio Walker, el director de Conaf, Rodrigo Munita, así como expertos internacionales convocados por el Banco Mundial.               

«El bosque está en el corazón de la reconstrucción verde después del Covid 19», afirmó el doctor Youssef Nassef, director de la División de Adaptación de Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Según Nassef, en una situación de emergencia sanitaria mundial se pone en relieve el rol que juegan los bosques. «Son esenciales para garantizar nuestra salud, y son cruciales en sectores estratégicos como la economía y prevención de desastres naturales», afirmó.

El especialista destacó en el seminario la experiencia de forestación y reforestación chilena, que le permitió al país aumentar en un 10% su superficie boscosa mientras la tendencia mundial es hacia la pérdida de bosques. «Chile ha recorrido un largo camino. Se ha convertido en uno de los pocos países en el mundo en reducir su tasa de deforestación y aumentar sus áreas forestales. Este éxito también ha contribuido indudablemente a la conservación de la rica biodiversidad y los recursos naturales que se encuentran en el país, muchos de los cuales son un patrimonio mundial», indicó.

Los expositores destacaron tanto la actividad industrial chilena -que en su mayor parte cuenta con certificaciones internacionales como FSC (72%) o Certfor (60%)- así como las políticas estatales, que han permitido desarrollar el rubro en un marco sólido. «En Chile existe 4,7 veces más bosque nativo que plantaciones. El 99% de la madera industrial proviene de las plantaciones y hay 22 mil medianos y pequeños propietarios de plantación y 80 mil propietarios de bosque nativo. En torno al recurso, hay más de 100 mil propietarios medianos y pequeños», enfatizó el director de CONAF, Rodrigo Munita.

En el encuentro también se destacó que las plantaciones forestales representan el 17% del total de la superficie de bosques en el país (unas 3,1 millones de hectáreas). Mientras que el bosque nativo, representa el 82% de la superficie total. «Hoy el sector forestal contribuye al 2,1% del PIB nacional, el 9,1% del total de exportaciones, genera 121 mil empleos directos y cerca de 180 mil empleos indirectos, lo que suma más de 300 mil personas que se desempeñan, trabajan y desarrollan sus vidas en torno al sector», destacó Munita.

Bosques para enfrentar el cambio climático y el desarrollo social

Una de las expositora, Anna Wallenstein, directora de Desarrollo Sostenible para Latinoamérica y el Caribe del Banco Mundial destacó el rol que tienen los bosques  para combatir el cambio climático, y también para el desarrollo social de las comunidades. «Es más importante que nunca tener presente cuán valiosos son los productos forestales para el desarrollo de nuestras comunidades. Hay que entender que vivir con y de nuestros bosques es fundamental para nuestras comunidades. Sobre todo para aquellas más vulnerables», señaló la representante del Banco Mundial.

Por su parte, el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, destacó el rol estratégico que cumplen los bosques en el combate del cambio climático y el aumento del 30% en captura de carbono que ha logrado el sector forestal en Chile. «Hoy, dentro de las emisiones globales, Chile representa un 0.26% de la emisión global, pero absorbemos más del 60% de lo que emitimos, de los cuales un 95% es captado por el sector forestal», explicó Walker.

En la misma línea, Youssef Nassef destacó el rol del sector forestal en varios de los compromisos del país en acuerdos internacionales multilaterales. Según el experto, Chile fue uno de los pocos países que entregó sus NDC actualizadas dentro de los plazos establecidos y estas integran todas las políticas relevantes y los sectores económicos vitales, incluidos los ecosistemas y bosques.

Además, el especialista de la ONU agregó que «los bosques tienen el potencial de contribuir muy importantemente a la mitigación de gases de efecto invernadero a 2030, y así contribuir a mantener el calentamiento global por debajo de 2 grados».

Juan José Ugarte, presidente de la Corporación de la Madera (CORMA), «este informe del Banco Mundial es un reconocimiento a la vocación forestal de Chile. Como sector llevamos años trabajando en una nueva generación de bosques, donde conviven armónicamente las plantaciones con los ecosistemas nativos, que nos permitan una producción de bienes basados en la economía circular. Como país debemos trabajar unidos en alcanzar la carbono neutralidad, y los bosques son clave para lograr aquello».–