Cómo volver a la práctica deportiva en tiempos de Pandemia

Académico de Kinesiología de la USS Valdivia entrega consejos para un retorno seguro al deporte, llamando a optar por hábitos saludables, un descanso adecuado y evitando la exigencia física durante las primeras semanas.

Para los deportistas amateurs, profesionales y los que sienten la actividad física como algo recreativo y terapéutico, sin duda la Pandemia los ha afectado, obligándolos a realizar ejercicio desde sus hogares y buscando –habitualmente- la forma de mantener la rutina con clases dirigidas por alguna plataforma online, aplicación de celular o tutoriales en redes sociales.

El que este segundo semestre vuelvan los entrenamientos del fútbol profesional y de forma gradual el de los clubes de remo, lo que sin duda provoca motivación en las personas a volver hacer deporte y retornar hábitos que habían quedado relegados por la Pandemia y la llegada del Covid-19 a Chile.

Es así como Edison Pacheco, Kinesiólogo de la U. San Sebastián sede Valdivia, hace un llamado a la mesura y entregar al organismo los tiempos necesarios para adaptarse nuevamente a la actividad física. “Es muy importante tener presente, que la principal causa de lesión deportiva es una dosificación de carga incorrecta. Lo que generalmente se refiere a llevar a cabo un nivel elevado de actividad, sin una preparación progresiva” sostiene.

“Un sencillo ejemplo de lo anterior, es tomar la carga de un día de ejercicio normal y dividirla por tres, para de esta manera comenzar durante la primera semana con 1/3 de dicha carga. Si corrías todos los días una hora, puede comenzar el proceso de adaptación con trotes de 20 minutos”, específica.

En base a esto, el académico recomienda a tener tiempos de descanso que permitirán tener mejores resultados, en un mediano y largo plazo. “Cuando pensamos en actividad física, debemos entenderla como un proceso de estrés que genera una serie de respuestas adaptativas a nuestro organismo.  En ese sentido, resulta esencial respetar los tiempos de recuperación, ya que es en esos momentos, es en donde dichas adaptaciones se producen, por lo que no respetar el descanso suprime muchas de los beneficios del ejercicio”, explica Pacheco.

“Entrenar correctamente significa aplicar un estresor controlado junto con el descanso y la nutrición adecuada, lo que le permite al organismo recuperarse, hacerse más fuerte y saludable”, agrega.

De esta forma, y para que una lesión deportiva se produzca –hay que tener en consideración que- “es necesaria la interacción del individuo con el contexto”. Por lo que los hábitos individuales como: Fumar, privación del sueño, motivación, nivel de estrés, alimentación, hidratación influyen de manera importante sobre la tasa de lesiones. “A su vez, las características de la actividad como: Técnica, planificación de la actividad, suelo, implementos deportivos y dosificación. Pueden ser determinantes en la prevención”, concluye.