Lucha contra la corrupción y crisis en Venezuela se discuten en VIII Cumbre de Las Américas

La Cumbre de las Américas oficialmente se inició el viernes y finaliza mañana 14 de abril en Lima, Perú. [Foto: Celia Mendoza, VOA].

Del mismo modo, uno de los temas que será abordado será la crisis en Venezuela y se espera que el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pida esta tarde a los países de la región ejercer más presión contra el régimen del presidente Nicolás Maduro.

Pence también solicitará que se realicen reformas en Venezuela antes de las elecciones del próximo 20 de mayo, que han sido calificadas como una farsa por la oposición y líderes regionales.

El vicepresidente Mike Pence llegará la tarde del viernes a Lima y sostendrá una reunión con miembros de la oposición venezolana para hablar del compromiso estadounidense para restaurar la democracia en Venezuela, luego asistirá a la inauguración del Gran Teatro Nacional de Lima, junto al presidente del Perú, Martín Alberto Vizcarra y su esposa Maribel Díaz.

Por la noche, Pence compartirá una cena en el palacio presidencial peruano acompañado por los líderes de la región que asisten a la cumbre. El discurso oficial será el sábado.

En la Cumbre de las Américas se espera además que Estados Unidos intente frenar la creciente influencia de China en la región, sin la presencia del mandatario Donald Trump, quien canceló a última hora su primer viaje oficial a Latinoamérica.

Los cancilleres de la región culminaron el jueves la negociación del Compromiso de Lima “Gobernabilidad Democrática frente a la Corrupción”, dejando el documento listo para ser rubricado por los presidentes en una sesión plenaria el sábado, dijo la cancillería de Perú en un comunicado.

“Los representantes de los países de la región consideraron que este resultado revitaliza el proceso de Cumbres, pues luego de 13 años este mecanismo logra consensuar un documento orientado a la acción”, dijo la cancillería peruana.

La región se vio envuelta en los últimos meses en escándalos de corrupción protagonizada por la constructora brasileña Odebrecht, que admitió el pago de sobornos a funcionarios para ganar obras públicas en varios países de Latinoamérica.

El tema se agitó en marzo con la renuncia del expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, acorralado de denuncias y pedidos de destitución en el Congreso por sus vínculos con la empresa.

Martín Vizcarra, sucesor de Kuczynski, dijo en la víspera en una cumbre paralela de empresarios que la corrupción ha mermado la confianza de la población en sus autoridades y en su clase empresarial.

“Estas cosas nos afectan de forma negativa y han menoscabado nuestro crecimiento y desarrollo. Por eso nuestros ciudadanos nos demandan acciones para enfrentar la corrupción”, afirmó.

Los ausentes en la Cumbre

En lugar de Trump asistirá el vicepresidente Mike Pence, quien ofrecerá un discurso y se reunirá con líderes de la región.

Maduro tampoco participará en la cumbre regional.

Del mismo modo, los presidentes de El Salvador, Guatemala y Paraguay anunciaron que están enviando a sus representantes a la cumbre porque ellos se encuentran atendiendo temas domésticos.

Otro de los presidentes que hasta ahora no ha confirmado su asistencia es el mandatario Cubano, Raúl Castro.

Por su parte, el presidente Ecuador, Lenín Moreno llegó a Perú el jueves para participar de la VIII Cumbre de las Américas, pero tuvo que abandonar el país horas después para regresar a Ecuador y seguir de cerca el caso de los periodistas desaparecidos y que al parecer habrían sido asesinados por un grupo de revolucionarios en Colombia.

Comercio en Latinoamérica

Otros de los grandes temas en la mesa de la cumbre presidencial será el comercio, en medio de una disputa entre Estados Unidos y China, los principales mercados para los productos de Latinoamérica.

La tensión se extendió el jueves luego de que el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, afirmó que Washington no dejará el liderazgo comercial en su propio continente en manos de países autoritarios, en una alusión a China que ha ganado influencia en Latinoamérica.

Pero algunos empresarios que llegaron a Lima para la cita dijeron que Estados Unidos parece que estuviera trabajando en contra de esa idea.

“El plan de Trump parece ser asegurar que Estados Unidos ya no sea el líder mundial”, dijo a la agencia Reuters Gustavo Grobocopatel, presidente ejecutivo de un grupo agrícola argentino, en una cumbre conjunta para líderes empresariales el jueves.

Trump ha amenazado con aplicar más aranceles a productos chinos y ha afirmado que no tiene prisa por llegar a un acuerdo sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que tiene con México y Canadá. Voa

EDICIÓN Nº 952