Positivo balance de Superintendencia de Servicios Sanitaros ante el frente de mal tiempo

  • El Superintendente de Servicios Sanitarios valoró el Plan de Invierno exigido por la SISS a todas las empresas sanitarias del país que ha implicado obras de seguridad, respaldos energéticos, limpieza de las redes de alcantarillado y reforzamiento de las cuadrillas de emergencia.

El Superintendente de Servicios Sanitarios, Ronaldo Bruna destacó que la activación de medidas de contingencia y el plan de obras de seguridad exigidos por la SISS a empresas sanitarias de todo el país, permitieron enfrentar positivamente el frente de mal tiempo de las últimas horas en aquellos sistemas donde fue necesario, sin poner en riesgo los servicios de agua potable, de alcantarillado y de aguas servidas.

El titular de la SISS informó que entre las regiones de Antofagasta y Aysén los servicios sanitarios concesionados en los sectores urbanos han operado con normalidad, sin cortes o alteraciones en el suministro de agua potable, por efecto del último evento meteorológico que afectó al país, ni tampoco se ha visto discontinuado el servicio de alcantarillado de aguas servidas.

El Superintendente Bruna detalló que la SISS exigió a las empresas sanitarias a través de sus oficinas regionales que mantuvieran activados sus planes de contingencia, y adoptar las medidas operacionales necesarias para asegurar la continuidad y calidad de los servicios de agua potable y de recolección y tratamiento de aguas servidas, ante eventuales efectos del frente de mal tiempo que afecta al país.

A modo de ejemplo, el Superintendente Bruna informó que en la Región de Coquimbo se registraron altas turbiedades en el Río Combarbalá, fuente de abastecimiento principal de la localidad del mismo nombre, los cuales contaban con obras de seguridad exigidos por la SISS que permitieron sortear este evento meteorológico sin interrumpir la continuidad del servicio de agua potable.

Por otra parte, la autoridad señaló que dado que las empresas sanitarias del país cuentan con respaldos eléctricos en sus instalaciones de agua potable y de aguas servidas instruidos por la SISS, ello permitió asegurar la continuidad de los servicios frente a cortes de energía eléctrica, es decir “que todas las plantas elevadoras que sean fuentes únicas de abastecimiento deben contar con equipo electrógeno. La exigencia de un equipo electrógeno también rige para todas aquellas plantas elevadoras, que debido a un corte de energía eléctrica generen una interrupción en el suministro de agua potable por dos o más horas en cualquier sector del servicio”, dijo el Superintendente de Servicios Sanitarios.

Plan Invierno

Otro aspecto destacado por el Superintendente de Servicios Sanitarios, tiene relación con el Plan de Invierno instruido por la SISS a todas las empresas sanitarias del país que incluye acciones de fiscalización permanente para que realicen una mantención preventiva a las redes de alcantarillado, destinado a minimizar los problemas originados por rebases e inundaciones que se producen u ocasionan en los sistemas en caso de lluvias de cierta intensidad

Precisó que producto del agua caída entre las regiones de La Araucanía y Coquimbo, y el ingreso de aguas lluvias a la red de alcantarillado, se han producido rebases focalizados en la vía pública. En este sentido, el Superintendente de Servicios Sanitarios recordó que los colectores de aguas servidas no cuentan con capacidad para el transporte de las aguas lluvias, por lo que reiteró el llamado a la población a no destapar las cámaras de alcantarillado para desaguar aguas lluvias, ni conectar las bajadas de aguas lluvias de techumbres a los alcantarillados domiciliarios, ya que ello provoca desbordes en los puntos más bajos de las ciudades.

El Superintendente Bruna señaló que también instruyó a las empresas a disponer de cuadrillas de emergencia ante la ocurrencia de eventos ocasionales de rotura de redes, tanto de agua potable como de aguas servidas, los cuales deberán ser reparados oportunamente.

En los casos puntuales de viviendas afectadas durante las últimas horas por desbordes de aguas servidas, todas fueron atendidas por cuadrillas dispuestas por las empresas sanitarias respectivas en su región, para el desagüe, limpieza y desinfección según los protocolos establecidos. Asimismo, la atención inmediata de camiones desobstructores de aguas servidas en los casos en que fueron requeridos, y cuya operación fueron fiscalizados en terreno por funcionarios de la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

Los equipos de la SISS se mantendrán monitoreando durante los últimos días entre las regiones de Antofagasta y Aysén y participando activamente en las mesas técnicas constituidas por la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI), de manera de ir verificando el estado de situación de los efectos que pudiese ocasionar el sistema frontal frío pronosticado por la Dirección Meteorológica de Chile (DMC)

EDICIÓN Nº 1007