Seremi MOP verifica medidas de prevención de coronavirus en reposición de Costanera de Valdivia en su tramo 2

En total son 32 los trabajadores de la empresa contratista Sicomaq, que se desempeñan en la obra de modernización del paseo turístico valdiviano. Avance actual alcanza un 83%.  

Con la adopción de medidas de seguridad para el trabajo en terreno recomendadas por las autoridades del Ministerio de Salud, a fin de evitar contagios por coronavirus, continúa avanzando la reposición de la Costanera de Valdivia en su etapa 2, proyecto ejecutado por el Ministerio de Obras Públicas, a través de su Dirección de Obras Portuarias.

Las condiciones de trabajo de los funcionarios de la empresa contratista Sicomaq, a cargo de la ejecución del contrato, fueron revisadas en terreno por la seremi del MOP de Los Ríos, Sandra Ili y el director regional de Obras Portuarias, Ricardo Trigo; quienes recorrieron las zonas intervenidas por la obra, dialogando con los equipos de prevención de riesgos y los propios trabajadores.

El proyecto, financiado por el Ministerio de Obras Públicas con una inversión de 1.856 millones de pesos, presenta a la fecha un avance físico de 83%, y en él se desempeñan un total de 32 trabajadores que laboran permanentemente con las medidas de seguridad recomendadas como uso de guantes, mascarillas y lentes, además de recurrir permanentemente al lavado de manos, uso del alcohol gel y sanitización de lugares de trabajo.

«Hemos visitado el proyecto de reposición del segundo tramo de la Costanera de Valdivia y dialogado con los trabajadores de la empresa Sicomaq, para ver y revisar cómo se están desempeñando todos los operarios; acá hay cerca de 32 personas laborando, las cuales han adoptado todas las medidas de seguridad para prevenir el coronavirus. Como nos han instruido nuestras máximas autoridades sectoriales del MOP, el foco está puesto en la protección de nuestros trabajadores, y en poder supervigilar nuestras obras para que se terminen de buena manera», dijo la seremi de Obras Públicas de Los Ríos, Sandra Ili.  

La iniciativa, a cargo de la Dirección de Obras Portuarias, considera una extensión de 350 metros lineales entre las calles Carlos Anwandter y Caupolicán, abarcando una superficie total de 4.887 metros cuadrados, que da continuidad a la etapa 1.

Actualmente se trabaja en la instalación de baldosas y colocación de mobiliario urbano, habilitación del sistema de iluminación y faenas de hormigonado del nuevo muelle.

De acuerdo a los plazos actuales, la obra debe concluir a fines de mayo próximo, no obstante, dada la contingencia propia del coronavirus, el término de los trabajos podría retrasarse dependiendo la evolución de pandemia en la región, y cómo ésta pueda afectar a los trabajadores.