Cómo cuidar nuestros oídos por el teletrabajo

A raíz del teletrabajo y estudio en casa, ha aumentando de manera exponencial el uso de auriculares en nuestros hogares, ya que ayudan a la concentración, buscar un momento de distracción o simplemente para mantenerse aislado.

Hoy existe una mayor cantidad de personas, sobre todo jóvenes que están presentando problemas de audición debido a los audífonos –auriculares- que provocan un desgaste precoz. Usarlos por prolongados lapsos de tiempo y a un volumen elevado puede ocasionar diversos problemas de salud en los oídos y afectar la capacidad auditiva.

Las leyes laborales indican que una persona podría estar expuesta a un máximo de 85 dB (decibelios) durante un tiempo máximo de 8 horas diarias, aunque la recomendación es para personas que trabajan en lugares con mucho ruido como aserraderos u otro tipo de empresas.

Al respecto, la académica de Fonoaudiología de la USS Valdivia Aileen Bahamondes, explica que las recomendaciones que entrega la OMS consisten básicamente en escuchar a una intensidad –volumen- igual o menor a la mitad de la capacidad máxima del dispositivo que estamos utilizando y evitar encontrarse en ambientes ruidosos al momento del uso de auriculares, para que de esta manera no sea necesario aumentar la intensidad.

“Si vamos a utilizar auriculares, es mejor usar aquellos que cubren el pabellón auditivo u oreja, llamados supraaurales. Con relación a este tipo de auriculares, es importante que cubran la mayor parte del pabellón y que las almohadillas estén completas y limpias. Así, el sonido ingresa correctamente al oído. Si es que la almohadilla está incompleta, es aconsejable cambiarlos y escuchar a baja intensidad”, sostiene la Fonoaudióloga.

En la misma línea, Bahamondes afirma que es preferible usar los auriculares el tiempo que sea estrictamente necesario. “Por ejemplo, si para trabajar tengo que utilizar auriculares no usarlos para escuchar música cuando estamos haciendo alguna otra actividad, de esta manera, permitimos que el sistema auditivo descanse. Si es posible utilizar los parlantes del computador y no los auriculares en alguna reunión o videoconferencia, se recomendable hacerlo”, dijo.

Y recalcó que si se van a usar auriculares para trabajar, es ideal estar en un lugar tranquilo y silencioso. “De esta manera no nos vemos en la obligación de aumentar el volumen. Además al estar en un lugar ruidoso tenemos que ocupar nuestra voz, por lo que la tendencia será incrementar la intensidad de nuestra voz y provocar cansancio vocal.”, sostuvo.

“Es aconsejable escuchar al volumen más bajo en el que percibamos sonido y que sea cómodo. Si estamos en una videoconferencia y nos acostumbramos a escuchar con un sonido cómodo, podremos mantenerlo durante toda la sesión”, concluyó la docente.