Kinesiólogo USS recomienda cómo combatir el dolor lumbar

Cambiar la postura de trabajo cada 30 minutos, incluso trabajar de pie en momentos y realizar rutinas de ejercicio pueden significar una gran ayuda para quitar presión en la espalda.

Para muchas personas la Pandemia no sólo ha significado cambiar su rutina diaria y mantener el aislamiento social producto del Covid-19, sino que también ha dado paso al trabajo desde la casa y sin querer pasar un mayor tiempo prolongado sentado, teniendo sesiones más largas frente al computador, horas mirando televisión, entre otros.

Hábitos que nuestra sociedad ha adquirido en los últimos meses que en ocasiones se traducen en dolores de espalda, es así como el Kinesiólogo de la USS Valdivia Edison Pacheco, explica que el dolor lumbar – en cierta manera- se relaciona con síntomas que se producen -por lo general- entre los márgenes de las costillas inferiores y los pliegues de las nalgas.

“La mayoría de los episodios de dolor lumbar, tienen una duración breve. La evolución natural del cuadro es de aproximadamente seis semanas y en general no genera repercusiones serias. Sin embrago, la recurrencia parece ser un factor decisivo en cuanto a su impacto en la calidad de vida de quienes lo padecen”, explica el docente.

Asimismo, señala que no es posible aconsejar una postura en particular que “prevenga” la aparición de dolor lumbar, sino más bien, no mantener una postura por tiempo prolongado. “De esta manera, la actividad física regular y el manejo de los factores psicosociales se presentan como las alternativas recomendadas por la literatura actual”, afirma.

Consejos para prevenir dolores lumbares

Cambiar la postura de trabajo de forma periódica: Puedes programar una alarma que te indique que cada 30 minutos, debes ponerte de pie, caminar un poco y estirarte, tal como lo haces al despertar.

Trabajar de pie:Puedes disponer de una caja en tu lugar de trabajo, que te permita posicionar la computadora y trabajar de pie por periodos intermitentes, que ayuden modificar la distribución de cargas en la región lumbar.

Realizar sentadillas:Llevar a cabo actividad física con las extremidades inferiores genera un importante efecto analgésico y vascular que pruebe el bienestar físico general. Puedes comenzar con 3 ó 4 series de 15 repeticiones 1 ó 2 veces al día posterior a la aplicación de las planchas.

Ejercicios de plancha: Se ha demostrado que los ejercicios de carácter isométrico tienden a generar una respuesta analgésica en quienes lo practican. Por lo que aplicar 2 ó 3 series de planchas de 30 segundos cada una, puede ser una excelente manera de modular síntomas durante la jornada laboral.

Cuida el sueño:Es común desvelarse viendo películas o series, por lo que es fundamental establecer horarios y no mirar pantallas luego de las 20:00 horas (sugerido), para de esta manera conciliar un sueño reparador. Lo anterior, no solo disminuirá la probabilidad de dolor lumbar, sino que también mejorará tu productividad al día siguiente.