TECNOLOGÍA VALDIVIANA PARA EL TESTEO DEL CORONAVIRUS.

TECNOLOGÍA VALDIVIANA PARA EL TESTEO DEL CORONAVIRUS.

Por Walter Brokering Alacid. (Valdiviano Federal, @Wbrokering)

A principios de junio de 2020 circuló tímidamente en medios locales la noticia de un ingenioso desarrollo tecnológico efectuado por un grupo de científicos de la Universidad Austral de Chile para el testeo masivo del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad conocida como COVID-19. Se trata de una técnica que usa tinciones fluorescentes para la detección viral, acompañada de un modelo de flujo de trabajo para su aplicación a grandes grupos de personas, lo que abarata significativamente su costo, en comparación con la técnica de PCR individual, actualmente en uso en diversos laboratorios certificados.

En síntesis, el proyecto permite procesar de una sola vez las muestras obtenidas de entre 5 y 10 personas (de ahí la reducción de costos), lo que ofrece un alcance poblacional muy prometedor, especialmente para la pesquisa de portadores asintomáticos pero contagiosos del virus. Si el resultado es negativo, se evita testear individualmente a cada uno de los candidatos. Por el contario, si el resultado es positivo para la muestra grupal, entonces se seleccionan los candidatos más probables para un testeo individual, luego de aplicarles una encuesta sanitaria dirigida a identificar aquellos que tengan más factores de riesgo. Resulta evidente la reducción de costos.

Esta maravilla, desarrollada por científicos valdivianos, ha recibido la atención del Gobierno Regional de Los Ríos, el que por medio de su Presidente, Héctor Pacheco, ha contribuido a su financiamiento, al igual que de la SEREMI de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Olga Barbosa. Cabe preguntarse entonces si este notable avance tecnológico está implementado y en uso en nuestra región, especialmente ahora que las autoridades centrales impusieron un desconfinamiento sanitario.

¿Se imaginan la posibilidad de testear a los principales contactos de los casi 70 casos activos de nuestra región? Rápidamente se podrían identificar a los contagiados, hacer la trazabilidad y disponer las medidas de aislamiento, logrando una casi completa contención de la pandemia.

¿Se imaginan la posibilidad de testear masivamente a los pasajeros de buses y aviones que ingresan a nuestra región a través de los cordones sanitarios?

¿Se imaginan la posibilidad de testear a los alumnos de establecimientos educacionales de III° y IV° Medio que pudieran retornar a clases presenciales para preparar la PSU?

En fin, son muy diversos los ejemplos del uso poblacional masivo de esta novedosa herramienta tecnológica para la detección temprana del coronavirus, resultando entonces imperativo que la autoridad sanitaria regional aclare el estado de avance en que se encuentra su implementación en beneficio de una mejor contención de la pandemia, que a la fecha cobra la vida de poco más de 7 mil compatriotas.