En la Corte Suprema se llevarán a cabo los alegatos por el caso de los estacionamientos subterráneos en Valdivia

En la máxima instancia judicial del país se comenzará a dilucidar judicialmente este tema, que ha despertado la oposición de importantes sectores de la comunidad, que cuestionan sus consecuencias medioambientales, económicas y patrimoniales.  

Desde un inicio el proyecto de construcción de estacionamientos subterráneos en la Plaza de la República de Valdivia ha generado mucha polémica, por el eventual daño ambiental, la escasa retribución económica al municipio, sumado al posterior hallazgo de restos arqueológicos. Pese a que en julio del año pasado el Tribunal Ambiental de Valdivia rechazó la reclamación interpuesta por los representantes de Ciudad Defiende, organización que levantó la oposición al proyecto, la demanda fue llevada hasta la Corte Suprema. “La sentencia del Tribunal Ambiental no se refirió al fondo de nuestros cuestionamientos, sólo señaló que los miembros de Ciudad Defiende no estarían legitimados para reclamar ante los tribunales, al parecer, porque no vivían en lugar ni contaban con un negocio o trabajo en el mismo. Esta es una interpretación que para nosotros es errónea y contradice el derecho de cualquier ciudadano a cautelar el medio ambiente”, argumentó Cristian Oñate, abogado patrocinador de la causa.

“Esperamos que la Corte Suprema resuelva validarnos como reclamantes, de lo contrario sellaría un pésimo precedente ¿Cómo la Plaza de la República no va a ser de interés de todos quienes vivimos en Valdivia?,” comentó Carla Amtmann, una de las voceras de Ciudad Defiende. “No nos genera ninguna confianza que este proyecto esté en manos de Cristian Coronel, quien tiene un enorme holding internacional de parquímetros, no respeta los derechos de sus trabajadores y ha sido demandado por varios otros municipios por incumplimientos de contrato. Además, es un proyecto que no genera ningún beneficio económico al municipio ni a la comuna. Pagará sólo 500 mil pesos mensuales, lo que me parece un insulto para las y los valdivianos”, agregó Amtmann.

Tras los alegatos en los próximos meses la Corte Suprema debería dictar sentencia sobre este caso, que ha sido de interés para muchos Valdivianos.