Más de 120 militares juraron a la bandera en Valdivia.

El solemne acto se realizó este día en la Plaza de la República de Valdivia, donde más de 120 hombres y mujeres militares, sellaron su compromiso con la Patria,  ceremonia que fue presidida por el Intendente de la Región de Los Ríos, César Asenjo Solís y el Comandante en Jefe de la III División de Montaña, General de Brigada Joaquín Morales Burotto, acompañados de las más altas autoridades regionales, representantes de la comunidad y familiares de los juramentados.

La alocución referida al significado de esta ceremonia estuvo a cargo del general Morales Burotto, quien resaltó la trascendencia simbólica del episodio del Combate de La Concepción y el espíritu de sacrificio por la Patria que debe caracterizar a quienes juran a su bandera, tanto en tiempo de conflicto como en la paz.

En primer lugar, prestaron su juramento ante el estandarte de combate las capitanes del Servicio de Sanidad de la Macrozona de Salud Valdivia, María Martorel Nielsen y Tania Medina Villanueva; los subtenientes del Batallón de Telecomunicaciones Divisionario Nº 4 “Membrillar” Felipe Yáñez Yáñez y Carlos Alvarado Hernández; el subteniente Cristian Gaete Vásquez de la Jefatura Administrativa y Logística JAL del Campo Militar Valdivia; posteriormente, los alféreces de reserva Julio Escalona Lara, Armin Contreras Martínez, Andrés Díaz Barrientos, Rodrigo Benitez Vidal, Edwin Ahumada Astudillo, Miguel Placencia catalán y Héctor Rodríguez Cárdenas de la Unidad Base de Movilización de Valdivia.  Seguidamente, juraron los clases, cabos Ezequiel Garcés Troncoso, Vanessa Fuentes Ortega, Tamara Fernández Alfaro, Paola Pozas González y Yeferson Pulido Sanhueza.

A continuación, juró la primera compañía de formación, integrada por soldados conscriptos del batallón de Telecomunicaciones Divisionario Nº 4 “Membrillar” y Haras Nacional “Riñihue”, al mando del capitán Eduardo Barriga Ponce. Finalmente, lo hizo la segunda compañía de formación perteneciente al Batallón de Telecomunicaciones N º 4 “Membrillar”, al mando del Capitán Carlos Gómez Baschmann, para dar paso a las descargas reglamentarias.   Estas salvas en honor al juramento, fueron realizadas por una sección integrada en su totalidad por personal femenino.

Como una forma de sellar este juramento se realizó una oración y bendición a cargo del pastora evangélica Lidia Orellana Acuña  y del capellán de esta unidad, Mayor del Servicio Religioso Fernando Provoste Hidalgo.

La ceremonia finalizó con un desfile del destacamento de honor al mando del Teniente Coronel Carlos Álvarez Sandoval, comandante del Batallón de Telecomunicaciones Divisionario N º 4 “ Membrillar”.

Respecto a la ceremonia, el intendente de la Región de Los Ríos, César Asenjo S., la calificó de emotiva y patriótica, en conmemoración de los 77 héroes de La Concepción, representados por los soldados conscriptos y su juramento a la bandera, resaltando la integración de la mujer en sus filas. 

Por su parte, el comandante en jefe de la III División de Montaña señaló que este juramento realizado por jóvenes de la misma edad de los 77 chacabucanos de La Concepción busca “mantener los valores y principio de esos héroes, que son la esencia de servir al país con abnegación  y sacrificio, que es lo que el Ejército transmite a los que los jóvenes que hoy juran a la bandera en todo nuestro país”.

HISTORIA

El 9 y 10 de julio de 1882, en el pueblo de La Concepción, en la sierra peruana, 77 chilenos al mando del Capitán Ignacio Carrera Pinto, protagonizaron uno de los hechos más heroicos de la historia militar de Chile.  La valentía y arrojo de estos soldados, quienes mantuvieron heroicamente alzado el pabellón patrio durante el Combate de La Concepción, hizo que el 9 de julio se estableciera como el “Día Nacional de la Bandera”, el que es conmemorado por todos los colegios del país.   Es así que, inspirados en esta heroica episodio de la Guerra del Pacífico y en homenaje a estos héroes, miles de jóvenes, en todo Chile, juran a la Bandera y se comprometen con la Patria, hasta rendir la vida si fuese necesario. 

A nivel nacional, el 9 y 10 de julio miles de jóvenes soldados y reservistas juran a la Bandera en las diferentes unidades militares, quienes se comprometen a contribuir con el Ejército, en las áreas de misión en las que se emplea: Defensa, Emergencia Nacional y Protección Civil, Cooperación Internacional, Contribución al Desarrollo Nacional y a la Acción del Estado, Seguridad e Intereses Territoriales.