Dirigentes de Comités de Vivienda alegan demoras y arbitrariedades por parte de la Dirección de Obras de la Municipalidad de Valdivia.

Erna Peña, presidenta del Comité de Gaspar de Ahumada, denuncia que el director subrogante de esta entidad, Leonardo Sandoval, ha demorado las regularizaciones y limita arbitrariamente las dimensiones de las viviendas que pueden recibir mejoramientos. La situación fue informada hace un mes al alcalde Omar Sabat y al Seremi de Vivienda, Feda Simic, sin obtener respuesta alguna.

Dudas sobre las personalidades jurídicas de los Comités de vivienda, cuestionamientos a la cantidad de miembros y cambios en las dimensiones de las casas que pueden recibir planes de mejoramiento ha realizado la Dirección de Obras de la Municipalidad de Valdivia, desde que asumió el director subrogante, Leonardo Sandoval.

“Pese a ser dirigente durante trece años, (Leonardo) Sandoval me solicitó toda la documentación de mi personalidad jurídica. Él (Sandoval) colocaba muchas observaciones a nuestras regularizaciones. Un día me pidió cambiar los planos porque estaban malos en diez centímetros. Incluso no ha entregado los certificados de regularización”, comentó Erna Peña, presidenta del Comité de Gaspar de Ahumada.

La principal denuncia que se le hace es que acepta los planes de mejoramiento de viviendas de hasta 90 m², mientras el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), permite mejoramientos de hasta 140 m².

“He hablado con varias dirigentes y todas tienen proyectos parados desde hace meses; en nuestro caso desde enero que no sabemos de algunas carpetas. Tengo gente que tiene sus subsidios ganados, pero no se han entregado sus regularizaciones, para que le puedan mejorar sus viviendas”, agregó.

De acuerdo a Peña son muchas las familias valdivianas que han sufrido esta situación. Hace más de un mes se le informó esta situación, mediante una carta, al alcalde Omar Sabat y al Seremi de la Vivienda, Feda Simic, y hasta el momento no se ha obtenido respuesta.