Docente USS analiza la redirección del gasto público en Pandemia

Víctor Quezada Subiabre, coordinador Académico de la carrera de Administración Pública ADVANCE USS Valdivia, sostiene que hay que entender que la inversión pública responde a prioridades.

Por la Pandemia que se vive, el académico de la carrera de Administración Pública ADVANCE USS Valdivia, Víctor Quezada Subiabre, indica que hay que comprender que “gran parte de las políticas públicas no son para todos, que los recursos son limitados y que se ha tenido que redireccionar gasto público, como también la priorización de la inversión pública”.

Respecto a la crisis sanitaria, Quezada, sostiene que es un hecho que ha complejizado las economías domésticas de gran parte de los chilenos, esto a razón de la disminución de ingresos como también el aumento del desempleo y de los aumentos de gastos en los núcleos familiares. “En este contexto, hay que saber que el apoyo a través de políticas públicas -que se encuentran dado por una transferencia económica a la ciudadanía- se denominan ayudas sociales, las cuales son financiadas de forma directa por parte del Ministerio de Hacienda. Es decir, se asume con presupuesto público”, dice.

“Atendiendo esta realidad es que se han tomado medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), créditos a través de la Tesorería General de la República y Subsidios directos, lo cual se logró en alianza entre empresas de suministro y la administración del Estado, en la cual un segmento de nuestra población podrá recibir esta ayuda vía postulación”, subraya.

En sintonía con lo anterior, el docente de la USS precisa que, “en el marco de Plan de Transición Energética – que apunta a disminuir la tarifa eléctrica para calefacción- se informó que este beneficio sería para tan sólo diez comunas, descartando a Valdivia en la primera etapa. Esto se debe –principalmente- a que no se cumplió uno de dos requisitos, los cuales eran estar con un programa de recambio de artefacto y ser una ciudad con alto nivel de material particulado, siendo este último punto –aparentemente- al que no se ajustaba del todo”.

Asimismo, otras medidas que se han tomado, son las tributarias -como las expuestas en el Plan Económico de Emergencia- y la redirección de recursos de obras. “Hay obras que se habían proyectado y que no se realizarán, y que consideraban una inversión pública directa. Acá, es importante explicar que la inversión pública es el financiamiento gubernamental de macro-proyectos, los cuales se enmarcan en lineamientos nacionales a través de metas de Gobierno, pudiendo ser formulados también por instituciones públicas y de orden ministerial al Banco Nacional de Inversiones”, señala.

“Por ello, es relevante manifestar que gran parte de las políticas públicas no son para todos, esto –principalmente- para hacer eficiente la asignación de recursos, reconociendo que de fines del año pasado se hacen reajustes presupuestarios y modificaciones de diversos ítems, incluso a nivel regional, derivando gran parte de estos en primera instancia a restablecer infraestructura crítica y dar respuesta a la necesidades del Ministerio de Salud”, sostiene.