Docente USS destaca beneficios de lactancia materna en el marco del Covid-19

Desde la carrera de Nutrición y Dietética la U. San Sebastián sede Valdivia aseguran que la lactancia materna es un factor protector e inmunitario.

Agosto, es consignado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el mes de la lactancia materna, en donde, como señala Claudia Delgado, docente de Nutrición y Dietética USS Valdivia, se fomenta -de forma exclusiva- para los primeros seis meses de vida.

“Sin duda, la lactancia materna presenta beneficios innegables que la evidencia científica sustenta; como su alto aporte inmunitario -inmunoglobulinas, lisozima, lactoferrina, macrófagos, etc.-, lo que contribuye a la  disminución de la mortalidad en los recién nacidos prematuros, y de la morbilidad infantil, debida a infecciones digestivas, respiratorias, urinarias, entre otras”, advierte Delgado.

“También se reduce la gravedad de las mismas.  Se estima que el riesgo de mortalidad en niños de cero a cinco meses por cualquier causa es mayor catorce veces en lactantes no amamantados en comparación a los que reciben lactancia materna exclusiva”, sostiene.

Ahora, una de las tantas interrogantes, es si es seguro dar lactancia materna en el marco de la Pandemia. Ante esto, la Nutricionista, indica que, “durante este período resulta aún más necesario relevar el rol de la leche materna, que está definida como un fluido vivo que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño a medida que crece y se desarrolla”. 

“Sus nutrientes funcionales como los oligosacáridos ayudan a la maduración intestinal, al desarrollo de una microbiota intestinal saludable y facilita el microambiente necesario para el desarrollo del sistema inmune”, acota la secretaria de Estudios de Nutrición y Dietética USS Valdivia.

De esta forma, Claudia Delgado es categórica, al precisar que, “por ahora no se ha detectado que mujeres contagiadas de Covid-19 transmitan el coronavirus a través de la leche materna. De acuerdo a la evidencia actual, para el caso de las madres Covid (+) o con sospecha de SARS-  CoV- 2, es seguro amamantar. Existen reportes de mujeres embarazadas durante la epidemia de SARS, en el 2002-2003, que señalan que la leche materna podría ser fuente de inmunidad pasiva frente a infecciones del tipo coronavirus”.

Aun así, “las madres Covid (+) que se encuentran lo suficientemente bien para amamantar deben tomar precauciones, para prevención de transmisión e higiene respiratoria, como usar una mascarilla, lavarse las manos antes y después del contacto con el bebé, y limpiar y desinfectar superficies con las cuales ha tenido contacto. Y si no se está bien para amamantar, se puede extraer la leche y dar al bebé en una taza y/o con una cuchara limpia, siguiendo en todo momento las mismas precauciones”, remarca la profesional.

“Los beneficios de la lactancia materna demostrados superan cualquier riesgo potencial de transmisión del virus a través de la leche materna, e incluso el desaconsejarla podría complicar más la situación frente a esta enfermedad, sumando el aumento del riesgo general de enfermedad atribuible a lactancia artificial”, concluye.