Fonoaudiólogo USS integra equipo de escuela rural que hace clases en “aula móvil”

Los dos furgones habilitados con resguardos sanitarios para que los escolares puedan continuar con su educación recorren -a la semana- doscientos kilómetros.

Egresado de Fonoaudiología de la USS Valdivia, Francisco Aguilar, es parte de una iniciativa que ha sido un ejemplo de vocación en el país durante la crisis sanitaria, que pertenece a la Escuela Rosalía Ojeda Sánchez de la Punta en Pelchuquín, de la comuna  de Mariquina, la cual habilitó furgones con sillas, mesas y micas trasparentes para transformarlos en salas de clases.

Dicho establecimiento tiene una matrícula de 45 alumnos a lo que se le suma su Jardín Infantil Los Cisnes, con 17 cupos, escolares que en su mayoría viven en sectores de difícil acceso y en donde la conectividad a Internet es prácticamente nula.

Así lo indicó Sandra Ricouz, directora de la Escuela Rosalía Ojeda Sánchez. “Nos vimos en la obligación de hacer esto; comenzamos con guías en marzo y no nos dio resultado, los niños a veces no entendían las guías o simplemente no las querían hacer. Entonces decidimos sacar los asientos del furgón e instalar una mesa, con protecciones y las medidas necesarias, lo que nos ha resultado de maravilla y que queremos seguir haciendo, para cuidarnos todos”, comentó. 

Iniciativa que es un apoyo para las familias y en la que están comprometidos profesores, educadores de párvulo, dos choferes y un Fonoaudiólogo. “Hago especial énfasis en la comunicación, ha sido súper fluida -y con la visita- la educadora puede visualizar y retroalimentarse de sus avances, y yo también puedo resolver dudas”, expresó Marlene Rapimán, apoderada de Florencia.

Retroalimentación que es aún más significativa para aquellos menores que tienen dificultades de aprendizaje y de lenguaje. “Mi trabajo es hacer la evaluación, diagnóstico y posteriormente el tratamiento para aquellos estudiantes que presentan alguna dificultad en el lenguaje, ya sea tanto en la parte comprensiva como expresiva; y es fundamental que ellos puedan adquirir este conocimientos para que logren una buena comunicación”, señaló Francisco Aguilar, Fonoaudiólogo egresado de la USS Valdivia, quien trabaja hace dos años en el establecimiento.

“El lenguaje es una función cognitiva muy importante y como equipo lo que hacemos es entregar las herramientas necesarias en el hogar, sugerencias y apoyo adecuado para los estudiantes y especialmente de forma específica y directa, para así dar una retroalimentación adecuada y tener mayor control en aquellas dificultades que presentan los estudiantes”, explicó.